Año 1976: Adolfo Suárez afirma: "El franquismo ha desaparecido"; Don Juan de Borbón: "Todavía No; quedáis Tú y mi Hijo"

¿Quién no recuerda aquel Referendum de la "Ley para la Reforma Política" a través del que el Régimen Franquista inició el camino de su "reforma" para perpetuar los intereses y el sistema de poder de las oligarquías españolas, ante el riesgo de perder su espacio político y económico en una España "contestada" desde el interior por las constantes manifestaciones y huelgas "antifranquistas" y desde el exterior por la mayoría de países, incluido desde el propio Vaticano. Una "Ley de Punto Final" que formó parte de un proceso a través del que se garantizaba "impunidad" en los crímenes cometidos por los "verdugos" del franquismo.

Pues bien, cuenta José Jaume en el Diario de Mallorca del día de ayer, la "anécdota" protagonizada por el Conde de Barcelona en aquella noche de 1976 en cuya jornada tuvo lugar la aprobación por el 90 % de los votantes españoles de la indicada "Ley para la Reforma Política".

Cuando todavía no había transcurrido un año de la muerte del general Franco, el presidente del gobierno Adolfo Suárez, pletórico, fue invitado a cenar en el Palacio de la Zarzuela por el rey Juan Carlos. También se sentaba a la mesa D. Juan de Borbón. Suárez en un momento dado, al comentar los resultados del referendum, exclamó: "El franquismo ha desaparecido", a lo que el rey, complacido, asintió con amplia sonrisa. El corrosivo contrapunto lo puso el conde de Barcelona, quien para estupefacción del monarca y del presidente, espetó: "Todavía no; quedáis tú y mi hijo".

Y es que tan "certeras" palabras del conde de Barcelona y padre del actual rey Juan Carlos, supusieron el "pronóstico" de lo que en los años posteriores y hasta la actualidad vendría a "caracterizar" el nuevo sistema político de "Democracia a la Española" en la que se dió paso a la continuación de la Censura del Derecho de Opinión, pero esta vez de una forma más "sofisticada"; la permisividad en la corrupción y "enriquecimiento" de la nueva "Casta" o Clase Politica para el beneficio de quienes seguían en la continuidad del "manejo de los hilos" del Sistema; la apertura de España al "desnudo" y a la "pornografía"; y el culto al deporte nacional por excelencia para mantener  a los españoles "entretenidos" mientras los que antes se enriquecían, pudiesen seguir haciéndolo hasta la saciedad.

Las "camisas azules" con los símbolos de la Falange, fueron sustituidos por las "chaquetas de pana" y los "descorbatados"; los "uniformes militares" en el Congreso, por las corbatas y trajes de Christian Dior, Gianni Versacce o Giorgio Armani (según el gusto); y los padres de las viejas "familias" franquistas del Sistema, por sus hijos y nietos; Y todo ello como "legado" de un Régimen Franquista, cuyo dictador Franco, tal y como el mismo afirmó ... "Lo dejo Todo Atado, y Bien Atado".

1 comentario:

Gregorietta Florena dijo...

era un pò risentito il conte di barcellona....